Higiene íntima femenina por Karolina de la Cruz, coach sexual

Higiene íntima femenina por Karolina de la Cruz, coach sexual & de Parejas, Educadora Sexual @karolinadl_Cruz.

La importancia de la higiene corporal, desde la limpieza del pelo a la del cutis, pasando por el uso de desodorantes, perfumes y geles y espumas para el baño, es indiscutible. En la mujer, una de las zonas que precisa unos cuidados especiales es la región genital externa. Una limpieza correcta de esta zona del cuerpo evitará las consecuencias de un exceso de detergencia sobre la mucosa y las posibles infecciones debidas a una higiene deficitaria u otras causas.

De entrada, hay que decir que para mantener la mucosa vulvovaginal aseada será suficiente lavarse con agua o con jabón suave y agua, preferentemente dos veces al día, una por la mañana y otra vez antes de acostarse. La limpieza de la zona debe incluir la vulva, así como los pliegues de los labios mayores y menores y no descuidar el lavado alrededor del clítoris.

La vagina no debe lavarse en su interior, ya que tiene su propio mecanismo depurador: cada día se libera una cantidad determinada de flujo vaginal. El flujo, en ausencia de patologías, es blanquecino, con tendencia a amarillear cuando se seca: es algo viscoso, dulce y su olor no es desagradable. El pH de las secreciones vaginales normales es ácido, menor de 4,5. La producción de flujo vaginal aumenta durante la excitación sexual y con la ovulación.

Es muy importante mantener esta zona seca, aparte de limpia, para evitar infecciones. El contacto con la orina, el sudor, el mismo flujo vaginal, la menstruación y el hecho de ser una zona poco ventilada favorecen que la humedad generada no se evapore por completo, y éstas son las causas por las que esta zona es más susceptible del ataque de microorganismos.

Hay una serie de factores o situaciones que pueden alterar la zona vulvovaginal y facilitar la aparición de infecciones:
* El uso de ropa interior ajustada.

* El uso de materiales sintéticos, como lencería de nailon, porque mantienen la humedad y el calor en la zona genital.

* Las relaciones sexuales, por producir alteraciones químicas, ya que el esperma es alcalino y ocasiona un cambio en el pH de la vagina.

* La menstruación.

* Uso frecuente de antibióticos, entre otros…

✔️ Las infecciones por causa no sexual pueden darse a cualquier edad y por distintas causas. Muy importante a destacar la proliferación de bacterias propias del ano puede causar inflamación de las paredes de la vagina.

No está demás mujer compartirte algunas de las recomendaciones que son funcionales para mi:

✔️ usa ropa íntima de algodón

✔️ Lavar la ropa íntima con jabones neutros (en lo personal, comencé a utilizar el jabón íntimo de @antivagproductos y realmente ha sido extraordinaria el cambio que voy sintiendo, lo recomiendo). 

✔️ No utilizar duchas vaginales, ni agentes antisépticos locales.

✔️ Lavar los genitales antes y después de mantener relaciones sexuales.

✔️Utilizar jabones suaves que no alteren el pH ácido propio de la mucosa. (Recomiendo los jabones de @nosotrasrd en especial la Fórmula relajante-v con aceite esencial de lavanda)

✔️ No usar ropa muy ajustada para favorecer la transpiración de la zona

✔️ Controlar la ingestión de medicamentos. Después de tomar antibióticos, la mujer es más susceptible de contraer infecciones vaginales

Amplia esta y otras informaciones en el mi página de Instagram @karolinadl_cruz & @atentamentepodcast.

No te olvides que nos vemos este próximo sábado 26 de noviembre en la ciudad corazón, con la conferencia Sexo oral a Otro nivel reserva tú espacio en @maps y @sexyspicardias.

Los comentarios están cerrados.

últimas noticias
Dictan un año de prisión hombre por extracción de materiales en SDO

Imponen medidas de coerción contra hombre por sustraer transformadores en SDE

Putin revela cómo sería un ataque nuclear de respuesta por parte de Rusia

Lula anuncia los primeros nombres de su gabinete de ministros

Águilas anuncian rotación próximos cuatro juegos